Saturday, January 24, 2015

TERCER ENCUENTRO DE NARRATIVA REGIÓN CENTRO-OCCIDENTE


CONFERENCIA MAGISTRAL
TERCEN ENCUENTRO DE NARRATIVA
Región centro-occidente
Museo de Zacatecas

28 de enero a las 7:00 pm

Todos los informes aquí: Keynote Speech Cristina Rivera Garza, Zacatecas

Nos vemos por allá prontito.

--crg




Saturday, January 17, 2015

Desde NADIE ME VERA LLORAR


Eduardo de Gortari escribió en La Granada. Centro Cultural:

Acompañada de un prólogo inédito esclarecedor, la edición especial por el XV aniversario de Nadie me verá llorar pone en su justo lugar a la novela debut de Rivera Garza, como uno más de ese puñado de libros que demostraron las capacidades de toda una generación de narradores. Por supuesto, toda reedición contiene sus peligros: pocos terrores más profundos para un lector que perder en la relectura la admiración por un libro que nos deslumbró en un primer acercamiento. Por fortuna Nadie me verá llorar no sólo sobrevive la prueba del reencuentro sino ofrece nuevas lecturas de la obra posterior de Rivera Garza. En mi caso lector, por ejemplo, leí, sí con amplio gusto esta novela pero pronto decanté mi entusiasmo hacia las obras más recientes de la autora. Ahora me encuentro con que la historia de Joaquín Buitrago y Matilda Burgos, en el marco de un sitio tan atrayente como atemorizante, el antiguo manicomio de La Castañeda, contiene mucho de lo que cualquier lector aprecia de libros como El mal de la taiga o Verde Shanghai

El placer de la relectura completo aquí. 

--crg

Friday, January 16, 2015

READING at the Center for US-Mexican Studies, UCSD


Citizenship, Security and Human Rights in Mexico and Central America

Reading from In Pain. Texts from a Wounded Country
12:30

See complete agenda here.

Hope to see you there.

--crg

Tuesday, January 13, 2015

Desde NADIE ME VERA LLORAR


This article centres on the representation of mental illness in Cristina Rivera Garza's Nadie me verá llorar(1999). The discussion is informed by a simultaneous reading of the author's historiographic texts, in particular of La Castañeda. Narrativas dolientes desde el Manicomio General. México 1910–1930 (2010). The article explores the novel's engagement with the theories of hygiene and degeneration; its interrogation of photography as a medium of classification in the asylum and other disciplinary institutions; and the way in which the medical case histories and the narratives produced by the asylum's doctors and inmates are evoked in the novel's textuality. It is argued here that, through its consideration of the discourses, technologies, institutions, narratives, and subjects that configure the tapestry of mental illness in early twentieth-century Mexico, Rivera Garza's novel puts forward a meditation on the ethical and political implications of “seeing the insane” against the background of a critical period in Mexican history. Departing from the discourses and traditions of representation that objectify the mentally ill, the novel's poetics – centred on that which is undecidable, fragmentary, and marginal – give visibility to absence, loss, and suffering, challenging the idea of progress concomitant with that of Mexican modernity.

Full article by Olivia Vazquez-Medina, "Seeing the Insane in Cristina Rivera-Garza´s Nadie me verá llorar," Journal of Iberian and Latin American Studies, Vol. 20, Issue 2, 2014, here

--crg

Saturday, January 10, 2015

Desde VERDE SHANGHAI

Creo que por esto Verde Shanghai me pareció, desde el inicio, tan cercana a Rulfo. Como en Pedro Páramo, en la novela de Cristina Rivera Garza conviven múltiples registros idiomáticos, muchos lenguajes, todos además con una suerte de “actualidad” que los hermana. Si nos atenemos a la cronología del libro, la historia de Verde Shanghai no es temporalmente precisa, pero hay algo en la forma de decir las cosas que le da otra forma de precisión: la del contexto compartido. Esa “actualidad” es a la que me refiero. ¿Por qué incluso ahora es más fácil leer Pedro Páramo o La sombra del caudillo que Al filo del agua o El Águila y la Serpiente? Por la misma razón, pienso, por la que a veces alguien de 20 años puede platicar con otra persona de 40 o 50 años: porque existen zonas de encuentro en donde la escucha y el diálogo son posibles. Pedro Páramotodavía le dice algo al lector porque el contexto en que fue escrito no ha desaparecido del todo o, más bien, tiene suficiente presencia como para ser significativo.
Algo muy parecido sucede en Verde Shanghai: los lenguajes por los que transita su narrativa son contemporáneos en el sentido en que son los lenguajes que se escuchan y se hablan ahora. No un así fijo, calcado, como una jerga imitada y tramposamente transcrita, sino un así bosquejado en sus elementos mínimos pero imprescindibles, decisivos. No un hablar así, sino un alguien que habla de ese modo, desde es(t)e lugar. Con algo que parece soltura pero pienso que más bien es una suma de disposición, talento y trabajo, Rivera Garza recorre y recupera el idioma de la academia, el de ciertas calles, el de la clase media mexicana que está un poco por encima de la media, el idioma de los periódicos, el de los melancólicos, el de los derrotados, el de la lengua española, pero no como el científico que asépticamente lleva las muestras a su laboratorio para separarlas y reservarlas en compartimentos específicos, sino con la naturalidad propia de quien ha unido su horizonte con la subjetividad de su época, para usar otra frase de Lacan.
Ver artículo completo de Juan Pablo Carrillo Hernández aquí: Verde Shanghai, la mejor novela escrita en México desde Pedro Páramo

--crg

Wednesday, January 07, 2015

Desde NO ONE WILL SEE ME CRY


Paul Kamàck first became interested in Mexico when, still a student, he visited the 1893 World’s Columbian Exposition in Chicago. What caught his attention was not the calculated exoticism of the materials on display, but rather the statistics that showcased the country as a perennial cornucopia. (Rivera Garza 156, my translation)
As Paul made his way through the fair, he ignored everything sensuous or artistic. He didn’t care to learn about monuments, didn’t care about painters or writers. He paid great attention, however, to the numerical details about the waterways and climate zones of Mexico. And once he had arrived in the country, seven years later, he followed up in the archives, spending his mornings poring over articles from the annals of the natural sciences or geography and statistics. He was unimpressed by the country’s progress in engineering—few places in the world could compete with Chicago’s prowess in those days—but he saw this lack as a growth opportunity. He discovered the existence of a mining area north of the capital and fell in love. He loved, especially, the exorbitant numbers of pesos it generated, and he loved also that they needed engineers like himself. He went to San Luis Potosí, and once there “he tried to make love to the very land itself” (159). But it’s unclear what this attempt entailed, since mostly he kept looking at numbers. Someone also gave him an elegantly drawn map, which pleased him greatly, for “there was nothing in the world that Paul so adored as well designed maps where all reality was measured and reduced to scale” (160). He copied it down as best he could on a sheet of white paper.
This episode takes place in Cristina Rivera Garza’s novel Nadie me verá llorar (2000; No One Will See Me Cry 2003). This book is wide-ranging, but its conceptual center lies in La Castañeda, the large, now-defunct insane asylum in Mixcoac that was inaugurated by President Porfirio Díaz in 1910. Rivera Garza, also a historian, has written another book solely about La Castañeda, and Nadie me verá llorar details its own historical sources in a postscript. All of which is to say that this is a fiction firmly based in history. Thus it is unsurprising that much of the chapter cited above, simply titled “Un mapa,” resonates so much with Cartographic Mexico (2004), Raymond Craib’s brilliant study of cartography in modern Mexico. The geographical focus of each book is different, but they describe roughly similar attitudes toward mapping.

See Craig Epplin´s "Cartography and Participation" here 

Tuesday, January 06, 2015

Desde LOS TEXTOS DEL YO


Luna Miguel

«Los textos del Yode Cristina Rivera Garza (Fondo de Cultura Económica). La también poeta mexicana Aleida Belem Salazar me regaló el pasado noviembre este libro alucinante. Lo califico como alucinante porque cada poema contiene una rabia, y una delicadeza, y un amor, y un miedo que yo llevaba tiempo sin leer en un contemporáneo. Cristina Rivera Garza no escribe: punza. Y con su pequeña aguja nos hace pequeñas heridas, que nos desinflan el corazón, para después volver a llenarlo de grandes palabras».
Luna Miguel
Luna Miguel, @lunamonelle en Twitter, se mueve entre PlayGround Magazine y El Gaviero Ediciones


--crg

Wednesday, December 31, 2014

VERBOS PARA DESPEDIR 2014

Leer Citizen. An American Lyric de Claudia Rankine en un avión, temblando de rabia.
Divisar Santiago, toda entera, desde el cerro San Cristóbal. Una tarde de octubre.
Oir a Angela Davis un 14 de febrero.
Las luciérnagas de Capulalpam de Méndez. La niebla. El bosque.
Cocinar, por primera vez, esa sopa de poro y callo de hacha.
Perder un rebozo de bolita en un viñedo californiano, sólo para recuperarlo dos semanas después.
Una tarde de mucha lluvia en Xalapa.
Ver y no ver a la ballena en el filo del horizonte gris.
Pensar, por mucho rato, en la semiótica asignificante de Maurizio Lazzarato.
Nadar. Nadar siempre. En el mar. En la alberca azul. En el charco gris. En el cielo.
Emocionarse con Barrio Verbo, de Ingrid Solana.
Una roca de millones de años. Multitudes de cactus.Tierra blanca y roja en Joshua Tree.
La cena alrededor de la mesa rectangular en la que los amigos enuncian las palabras alborotadas de la poesía.
Ascender la montaña muy temprano. Y ver las nubes desde allá arriba, Zempoaltepetl.
Escuchar con verdadera atención la primera vez que ese adolescente de pelo largo toca la guitarra en un concierto público.
La manera en que se pronuncia la palabra Tucson en Tucson.
Escudriñar las Mil mesetas de D&G, capítulo por capítulo, todas las tardes de todos los martes.
Poner esa atención incalculable, casi adolescente, a las palabras de Joan Scott y Natalie Z. Davies en una vieja sala de Toronto.
Prender la chimenea. Prender la luz. Prender la radio. Prender el cerillo. La rabia. Las ganas.
Detectar la primavera y el verano y el otoño y el invierno en la taiga de Herzog. Happy People.
Quedarse en casa. Hacer la casa.

--crg






Sunday, December 07, 2014

SEGUNDA EDICION de EL MAL DE LA TAIGA


Gracias a los lectores que se siguen aventurando por los bosques de la taiga. Y seguimos, cómo no.

--crg

Monday, December 01, 2014

RIPLAY HISTORIAS PARA NO CREER


riplayRIPLAY, Historias para no creer, de Jorge Carrión y Reinaldo Laddaga (editores) (Adriana Hidalgo)
Textos e imágenes de: Mario Bellatin, Oliverio Coelho, Marcelo Cohen, Sergio Chejfec, Agustín Fernández Mallo, Rodrigo Fresán, Fernanda García Lao, Pablo Katchadjian, Alan Pauls, Edmundo Paz Soldán, Cristina Rivera Garza, Guillermo Saavedra, Graciela Speranza, Diego Vecchio, Manuel Vilas, Carlos Amorales, Claudia Del Río, Fabián Marcaccio y Rosana Schoijett, entre otros.
En este gabinete de textos e imágenes, cuarenta y cinco escritores y artistas exhiben variaciones personales de los hechos increíbles que en 1929 Robert Ripley les propuso a sus lectores en la primera edición de Aunque usted no lo crea. En aquel libro, un hombre componía por sí mismo un vasto museo de rarezas.
En este libro, una breve multitud vuelve a imaginarlo en el presente. Riplay es un ruidoso desfile de pájaros que ladran, arenas que cantan y se mueven, bebés con dos penes o sin ojos, madres que paren decenas de hijos, hombres de carne transparente, mujeres permanentemente inmóviles, devoradores de arañas, médicos, taxonomistas, mimos, traficantes, traductores, entierros, banquetes, bodas, crímenes y actos misteriosos de silencio.
Jorge Carrión y Reinaldo Laddaga son escritores y críticos culturales. Por separado han escrito libros de ficción (como, respectivamente, Los muertos y Tres vidas secretas), libros entre la crónica y el ensayo (Librerías y Un prólogo a los libros de mi padre), volúmenes experimentales (como Crónica de viaje; Cosas que un mutante tiene que saber) y ensayos sobre las artes de nuestro cambio de siglo (Teleshakespeare y Estética de la emergencia, publicado en AH). Conjuntamente han incitado la edición de este anómalo artefacto. Laddaga reside en Nueva York, Carrión lo hace en Barcelona. No ocurrió, pero podrían haberse conocido en Rosario.

--crg

Friday, November 28, 2014

Desde DOLERSE. TEXTOS DESDE UN PAÍS HERIDO

[Fernando Balseca, México y el periodismo de la experanze, en El Universo]

La escritora Cristina Rivera Garza, en Dolerse: textos desde un país herido (Oaxaca, Sur+, 2011), propone que toda la violencia social –la que se produce en el Estado y fuera de él– tiene el propósito de que nos callemos, porque de esa manera quienes manejan los hilos de los negocios –los que se generan en el Estado y fuera de él– se aseguran de enriquecerse incluso a costa de vidas humanas. Alguien se hace millonario con la violencia social, y, para seguir acumulando plata, implanta el silencio y la censura valiéndose de recursos legales e ilegales. En México, la violencia se ha expresado en el horrorismo (término acuñado por la italiana Adriana Caverero).
Este Estado que permite que los ciudadanos sean destrozados y desaparecidos es llamado por Rivera “Estado sin entrañas”, “Estado Pilatos” que ha traicionado el principio de la convivencia entre seres diferentes. Toda forma de terror busca instaurar el silencio. Por eso Rivera, en sus crónicas, quiere “articular la desarticulación muda con que nos atosiga el estado espeluznante de las cosas a través de estrategias escriturales que, en lugar de promover la preservación del poder, activen más bien el potencial crítico y utópico del lenguaje”. Eso es dolerse: estar con otro en el dolor; hacer algo por el dolor del otro; estar con el dolor del otro. Es el periodismo de esperanza.
El link aquí.
--crg 

Sunday, November 23, 2014

Benmiloud et Lara-Alengrin, Tres escritoras mexicanas, Rennes


Karim Benmiloud et Alba Lara-Alengrin (dir.), Tres escritoras mexicanas: Elena Poniatowska, Ana Garcia Bergua, Cristina Rivera Garza, Rennes, Presses Universitaires de Rennes, octobre 2014, 295 p.
EAN : 9782753534629, 16 euros.
Cet ouvrage (en espagnol) analyse les oeuvres de trois écrivaines mexicaines de premier plan : Elena Poniatowska (Prix Cervantes 2013), Ana García Bergua et Cristina Rivera Garza. Il comprend d’abord trois textes des auteures étudiées, puis trois parties consacrées à chacune d’entre elles, avec 19 études spécialisées. On trouvera ainsi des articles de Laurent Aubague, Karim Benmiloud, Rachel Bisson-Fradet, Maria Cordoba, Fanny Martinez et Virginie Ruiz (sur E. Poniatowska), de Dante Barrientos Tecún, Sara Calderón, Davy Desmas, Milagros Ezquerro, Marie-José Hanaï, Fabrice Parisot, Julio Zárate (sur A. García Bergua), de Marie-Agnès Palaisi-Robert, Véronique Pitois Pallares, Cécile Quintana, Marie-Pierre Ramouche, Berenice Reza Davila (sur C. Rivera Garza) ainsi qu’un article de conclusion de Alba Lara-Alengrin sur les trois auteures.
Karim Benmiloud est normalien, agrégé d’espagnol et professeur de littérature latino-américaine à l’université Paul Valéry-Montpellier depuis 2008. Il a été président de l’agrégation interne d’espagnol de 2010 à 2014 et est depuis 2011 membre de l’Institut universitaire de France (IUF). Avec Raphaël Estève, il a notamment publié Les astres noirs de Roberto Bolaño (PUB, 2007) et El Planeta Pitol (PUB, 2012); et il est l'auteur de Sergio Pitol ou le carnaval des vanités (PUF, 2012).
Alba Lara-Alengrin est agrégée d’espagnol et maître de conférences en littérature latino-américaine à l’université Paul Valéry-Montpellier.

Toda la información aquí


Thursday, November 20, 2014

#WEAREALLAYOTZINAPA MENSAJE DE UCSD #TODOSSOMOSAYOTZINAPA


#TODOSSOMOSAYOTZINAPA                              #WEAREALLAYOTZINAPA

MESSAGE FROM MEMBERS OF UCSD TEACHING COMMUNITY
MENSAJE DE INTEGRANTES DE LA UNIVERSIDAD DE CALIFORNIA, SAN DIEGO

“No nos dejen solos” han repetido una y otra vez los padres, familiares y amigos de los 43  estudiantes normalistas hasta ahora desaparecidos y de los 6 estudiantes asesinados en Iguala el pasado 26 de septiembre del 2014. Los miembros del Departamento de Literatura de la Universidad de California en San Diego escribimos este mensaje para decirles que no están solos y que no los dejaremos solos. Nosotros, en tanto profesores, padres y madres de familia, estudiantes graduados, y personal administrativo de esta comunidad educativa localizada en la frontera entre México y Estados Unidos, manifestamos nuestra indignación y tristeza ante la terrible tragedia de Iguala y les decimos que, en efecto, #AyotzinapaSomosTodos. Nuestra solidaridad con los padres que se han convertido en la conciencia social de un país envuelto en el dolor y la incertidumbre. Nuestro solidaridad también con los que toman las calles y, a través de prácticas civiles como la protesta, llaman al Estado a responder por una atrocidad semejante.

Tal como otras tantas universidades en Estados Unidos y en el mundo entero llamamos al gobierno de México a que se comprometa con la pronta aclaración de los hechos. Aunque el 10 de noviembre el Procurador General Murillo Karam  ofreció una rueda de prensa detallando el estado de las investigaciones basadas en las declaraciones de tres participantes, ni la Procuraduría ni ninguna otra agencia del Estado ha brindado más información ni ha ofrecido evidencias concluyentes hasta ahora.

En tiempos en que las voces y la visibilidad se convierten en armas contra el olvido, el entierro o la desaparición de nuestro poder colectivo, les ofrecemos nuestra armas... pensamiento crítico y práctica crítica... en solidaridad y con rabia.



“Don’t leave us alone.” This is what has been repeated over and over by the parents, family members and friends of the 43 “normalista” students who are still missing and of the 6 students who were murdered in Iguala on September 26, 2014. The members of the Literature Department at the University of California in San Diego write this letter to say that you are not alone, we will not let you be alone. We, as professors, mothers and fathers, graduate students and administrative staff in this teaching-learning community located in the border between Mexico and the United States, express our indignation and grief about the terrible tragedy that occurred in Iguala and we would like to say that, indeed, #AyotzinapaSomosTodos (#WeAreAllAyotzinapa). Our solidarity with the parents who have become the social conscience of a country engulfed in pain and uncertainty. Our solidarity as well with those who take to the streets and through civil practices such as protests, call on the State to respond for such an atrocity.

In resonance with several other universities throughout the United States and the whole world, we call on the Mexican government to commit to an immediate clarification of the facts. Although Attorney General Murillo Karam gave a press conference on November 10th to provide details about the investigations based on the statements of the three participants, at this time, neither the Office of the Attorney General nor any other State entity has provided additional information or has been able to furnish conclusive evidence.

In a time when voices and visibility become weapons against the forgetting, burial, and disappearance of our collective power... we offer our weapons... critical thinking and critical practice.. in solidarity and rage.


FIRMAS:
Soraya Abuelhiga
Gina Altavilla
Jody Blanco
Bob Cancel
Gloria Chacón
Sarah Ciston
Jaime Concha


Michael Davidson
Ben Doller
Page duBois
Anthony Edwards
Jodi Eisenberg
Alfredo Fernandez
Chantal Fernandez
Maria Flaccavento
Amelia Glaser
Inhye Han
Kevin Hart
Marcel Henaff
Bernadine Hernández
Marco Antonio Huerta-Alardin
Stephanie Jed
Nadeen Kharputly
Luis Martin-Cabrera
Melissa Martinez
Danny Panella
Chris Perreira
Beatrice Pita
Catherine Ploye
Stephen Potts
Cristina Rivera-Garza
Pepe Rojo
Jerry Rothenberg
Rosaura Sánchez
Kim Schreiber
Anna Joy Springer
Niall Twohig
Ben Van Overmeire
Pasquale Verdicchio
Daniel Vitkus
Don Wayne


Tuesday, November 18, 2014

El nuevo libro de Oswaldo Estrada: Ser mujer y estar presente. Disidencias de género en la literatura mexicana contemporánea

Ser mujer y estar presente. Disidencias de género en la literatura mexicana contemporánea. México: Universidad Nacional Autónoma de México, 2014. 312pp. ISBN: 978-607-02-5860-2 

¿En que se parecen Nellie Campobello, Carmen Boullosa y Guadalupe Nettel? ¿Cristina Rivera Garza, Mónica Lavín y Rosario Castellanos? ¿O Elena Poniatowska, Rosa Beltrán y Margo Glantz? Ser mujer y estar presente gira en torno a estas nueve escritoras mexicanas nacidas a lo largo del siglo XX, cuya producción literaria dentro de un orden hegemónico abre grietas de conocimiento con lenguajes contestatarios, disidentes, capaces de cuestionar estados de marginación y colonialidad, el devenir de la historia, divisiones de género o discursos que promueven la exclusión y la normalidad. A través de la poesía, el cuento y la novela, pero también del ensayo y la crónica, las viñetas, los fragmentos, la nota periodística o el espacio de las entrevistas, las intelectuales mexicanas discutidas en este libro legitiman subjetividades rebeldes y se autorizan como mujeres de acción en una serie de espacios subversivos, contradictorios e incómodos.

--crg

Monday, November 17, 2014

BIFO en UCSD

Franco Berardi: Poetry Abstraction and the Comeback of the Body 
The James K. Binder Lecture
The Atkinson Pavilion at the Faculty Club, UC San Diego
Tuesday, December 2, 2014
6:00pm 
Sponsored by UC San Diego Dean of Arts & Humanities and the Department of Literature
A reception will follow the lecture... Free and Open to the Public 

The process of abstraction has been the main trend of the XXth Century. Art, and particularly poetry, have been a space of experimentation, of the emancipation of the sign from the referent.

Also the economic field has been marked by the process of abstraction, which culminates in the financialization of capitalism. Abstraction means also automation of decision, submission of daily life and of cognitive activity to the abstract dynamics of money.
The social movement of the last years, particularly media-activism and the international movement of Occupy, are the signs of a comeback of the body. This is why poetry and Art are involved in the social uprising.

Franco Berardi Bifo is a writer and a media-activist.
In the '70s he was involved in the creation of the free radios network in Italy and Franco; in the '90s he has been involved in the European net culture. In the years 2002-2004 he has taken part in the Italian experience of Telestreet.
He published Le ciel est enfin tombe sur la terre (Paris, 1977), Mutazione e ciberpunk (Genova, 1993), The Soul at work (Los Angeles, 2009) and The Uprising (Los Angeles, 2012).
His next book, Heroes, will be published next year in London.

The James K. Binder Lectureship in Literature is made possible by Mr. Binder’s generous bequest and honors his wishes that we bring leading European intellectuals to UC San Diego to provide a forum for rigorous discussions of literary topics.

--crg

Thursday, November 13, 2014

UN AUTOIMPUESTO MAL DE LA TAIGA


Fermín Jiménez Landa ideó esto:

El Mal de la Taiga / Taiga sickness



Un buen día haré un viaje hacia ninguna parte. 

Me alejaré del museo en un camión que contiene un coche que contiene una moto. Cuando la gasolina del camión acabe seguiré en el coche y cuando se acabe la gasolina del coche seguiré en la moto hasta que alcance. Una especie de viaje matrioska sin dirección cuya duración dependerá de lo que dure la gasolina.  

Existe un mal que desconozco si tiene nombre médico. Mis pesquisas comenzaron por casualidad; un chico de mi barrio que trabajó con una autora del Norte de México llamada Cristina Rivera Garza me habló de su libro El Mal de la Taiga. En él se menciona una propensión en lugares abiertos ilimitados a tener ataques de ansiedad que llevan a la víctima a escapar de un lugar del que por otro lado es físicamente imposible escapar. La víctima simplemente se va. 

Podemos relacionarlo con la agorafobia y otras enfermedades psicosomáticas, con interpretaciones catastróficas de nuestras respuestas corporales. Podemos pensar en las macrourbes, en los éxodos rurales, en la relación entre sedentarismo y nomadismo, en la base económica de los viajes, los transportes, los recursos energéticos, en las saturaciones visuales urbanas, en la mercantilización o criminalización de los desplazamientos. O podemos detenernos en la simplicidad esquelética de la propuesta. Uno que simplemente se va. 


La premisa, la estructura, es absolutamente sencilla pero desconozco cómo será esa salida de la ciudad hacia el campo, hacia el desierto, ese gesto centrípeto. La única premisa es alejarse. Será mi manera de conocer lo que rodea al museo, de acceder a la vida, romper el círculo de seguridad y comodidad del cubo blanco. Se abre una especie de paisaje de incertidumbre gracias a un gesto sencillo y absurdo, a un autoimpuesto mal de la Taiga

---

One day I will leave. 

I will get away in a truck that contains a car that contains a car that contains a motorbike. When the gasoline of the truck ends I will continue in the car and when the gasoline of the car ends I will continue with the motorbike until it keeps going. A sort of matryoshka journey with no direction whose length will depend on the gasoline.  
Exists an illness with a not clear medical name. My research began by chance. A boy from my neighborhood who worked with a writer from the north of Mexico called Cristina Rivera Garza talked me about her novel El Mal de la Taiga (Taiga’s sickness). In the novel they mention the tendency in unlimited open spaces to anxious attacks that lead the victim to escape of a place that in the other hand is physically impossible to escape. The victim simply leaves. 
We can link it with agoraphobia and other psychosomatic illness, with catastrophic interpretations of our corporal responses. We can think about megalopolis, rural spaces, in the relation between sedentary life style and nomadism, in the economical basis of journeys, transports, in the energy resources, in commercialization or criminalization of displacements. Or we can stop ourselves in the simplicity of the proposal. One that just leaves. 

The premise, the structure, is absolutely simple but I don’t know how will be the desert, the context, as the unique premise is to get away. A new landscape opens thanks to a simple and absurd gesture, thanks to a self-imposed Taiga’s sickness. 


Aquí el link: El mal de la taiga/ Tiga sickness

--crg

Monday, November 10, 2014

EL MAL DE LA TAIGA en el ITESM


Hablar de libros siempre es hablar también, acaso sobre todo, del mundo en que se escriben esos libros. Hablaremos del mal, sí, el de la taiga y los muchos más que nos aquejan en nuestras taigas personales y sociales. Hablaremos de la escritura y el bosque; de la escritura y el cuerpo; de la escritura y el más acá. 

Allá nos vemos esta semana. 


--crg

Monday, October 20, 2014

Desde EL DISCO DE NEWTON. DIEZ ENSAYOS SOBRE EL COLOR


El poeta y crítico Roberto Cruz Arzabal lleva a cabo, ya desde hace tiempo, una lectura visual de El Disco de Newton. Diez ensayos sobre el color. Aquí el link a El Disco de Newton (De otro modo, leer). 

--crg

Saturday, October 18, 2014

Desde NADIE ME VERÁ LLORAR


[Rebecca Garzonik, 

Deconstructing Psychiatric Discourse and Idealized Madness in Cristina Rivera Garza's Nadie Me Vera Llorar Chasqui , Vol. 43, No. 1  , May 2014]


While, in her dissertation, Rivera Garza takes a decidedly Bakhtinian approach to discourse analysis, focusing primarily on the way in which the respective discourses of doctors and patients developed dialogically, in Nadie me vera llorar, the author instead focuses on the lacuna between these two discourses, revealing the way in which the one can never truly reflect or encompass the other. In her portrayal of medical internist Eduardo Oligochea and his work as a psychiatrist, Rivera Garza utilizes the techniques of historiographic metafiction--including metatextuality and the incorporation of historical documents into her novel--in order to simultaneously depict and interrogate the formation of psychiatric discourse, revealing it to contain elements of subjectivity and narrative artifice. (5) By unveiling the constructed status of this discourse that tends to represent itself as objective/authoritative, Rivera Garza demonstrates the way in which scientific discourses ultimately circumscribe the realities they claim to reflect and, as truth claims, are intimately bound up with questions of chance and power. However, even as she troubles scientific definitions of madness, through her portrayal of the relationship between the characters Matilda and Joaquin, Rivera Garza also critiques the romantic view of madness as a source of wisdom and insight, demonstrating that to idealize insanity is to make the insane person into a vessel for one's own desire. Thus, in true postmodernist fashion, Nadie me vera llorar both delivers on and moves beyond its Foucauldian engagement with the discourse of psychiatry, allowing Rivera Garza to expose the violation inherent in both scientific and poetic attempts to appropriate and codify an-other's experience.

Complete article here.

--crg

Monday, October 06, 2014

NOS VEMOS EN SANTIAGO


Viernes 10 de Octubre
Facultad de Letras
Pontificia Universidad Católica de Chile
5:30 pm

--crg

Wednesday, September 17, 2014

Sunday, September 14, 2014

Desde EL MAL DE LA TAIGA

[David Araujo, La escritura virtual y el discurso escindido en El mal de la taiga (2012) de Cristina Rivera Garza, tesis de licenciatura en literatura latinoamericana, Facultad de Ciencias Antropológicas, Universidad Autónoma de Yucatán, 2014]

 La inquietud de esta tesis se centra en la hipótesis de que la novela El mal de la taiga es un texto que por presentar estrategias narrativas similares a las utilizadas en las páginas de escritura cibernética, funciona como una plataforma para reflexionar sobre la apertura de los procesos escriturales y literarios contemporáneos. Por lo tanto, este trabajo tiene por objetivo general demostrar que las estrategias narrativas encontradas en El mal de la taiga son similares a las utilizadas en las plataformas de escritura cibernética. Para luego evidenciar cómo, a partir de ello, la novela sostiene un proyecto teórico-literario. Y entre mis objetivos específicos están: profundizar en el estudio sobre la interacción del lector con el texto literario; diagnosticar los elementos que en la narración de El mal de la taiga apelan a la inestabilidad del texto y sus transformaciones; y exponer el uso que algunos escritores contemporáneos están haciendo de las plataformas electrónicas. La escritura virtual y el discurso escindido en El mal de la taiga (2012) de Cristina Rivera Garza se divide en tres capítulos.

La nota completa aquí. 

--crg